Ferrovial se despide de la Generalitat de Catalunya hasta después de las elecciones autonómicas. Un article d’opinió de José María García.

El 31 de Enero finalizó el contrato que el Departamento de Salut de Generalitat firmó con Ferrosel, filial de Ferrovial que el mes de mayo se firmo por 17,7 millones de Euros para efectuar el rastreo de los contactos de los afectados por COVID 19.

Un contrato muy polémico y controvertido desde un principio por varias razones.Este servicio se otorgo a dedo a una empresa privada, con la excusa de la urgencia en ofrecer este servicio, a pesar de que desde  los sectores profesionales se argumentaba que la forma mas efectiva de realizar el rastreo de contactos era asignar esta función a los servicios de salud pública.

Este contrato fue denunciado y llevado al Parlament de Catalunya, mediante una moción presentada por la CUP y entre otros partidos fue apoyada también por Esquerra Republicana de Catalunya. Donde por cierto la Consellera de Salut Alba Vergés no aclaro en sede parlamentaria cuanto debería pagar la Generalitat por rescindir el contrato de adjudicación, pero en cualquier caso se acordó la rescisión inmediata del contrato, cosa que no se hizo.

El contrato se ofreció a Ferrovial, que es un grupo de empresas que pago 6,6 millones de euros en concesiones ilegales a Convergencia Democrática de Catalunya (CDC), Según la sentencia del Caso Palau. La audiencia de Barcelona la absolvió del delito de trafico de influencias porque había prescrito. Ferrovial viene a ser algo así ese cáncer con metástasis que periódicamente se vuelve a reproducir en forma de contratos con la Generalitat de Catalunya.

No se si la suerte que tienen a la hora de conseguir contratos públicos y a dedo tendrá algo que ver el hecho de que un directivo de Ferrovial es Roger Junqueras, hermano de Oriol Junqueras, el líder  de Esquerra Republicana de Catalunya. En cualquier caso lo que no se puede negar a esta empresa es que a pesar de su negro expediente, esto no le ha impedido acceder  a contratos con la administración Catalana.

Ferrosel, que es una filial de Ferrovial a pesar de no tener experiencia en servicios de salud, fue la elegida para hacer un seguimiento de los contactos de enfermos por COVID 19. Lo más cercano a este servicio que se le conoce es que desde un “Call Center” realiza el servicio telefónico del teléfono de Cat Salut 061, contrato que consiguió también cuando la Consellerias de Salut ya estaba en manos de Esquerra Republicana de Catalunya.

A pesar de que el servicio de seguimiento de enfermos no ha funcionado adecuadamente desde un principio y no ha mejorado, el Departamento de Salut de la Generalitat nunca ha efectuado ninguna auditoria de este servicio exteriorizado, tampoco se incluyo ninguna clausura en el contrato diciendo que si no se prestaba un buen servicio se podría rescindir, o quizá si se hizo y no se ha querido hacer. Este mal funcionamiento probablemente ha costado muchos enfermos y unos cuantos muertos.

A pesar del mal servicio prestado, el oscurantismo del acuerdo firmado y de la mas que sospechosa casualidad que el nepotismo influyera en la firma del contrato, este no solo no se paralizo, sino que en el mes de Noviembre fue renovado hasta el 31 de mayo.

Finalmente el día 28 de Diciembre, día de los inocentes, una vez habían pensado que las elecciones autonómicas estaban programadas para el día 14 de Febrero, el Departament de Salut se saco de la chistera que en virtud de una clausura firmada en el contrato que decía que al iniciarse la vacunación se podía rescindir el contrato con Ferrovial, y decidieron que lo alargarían solo hasta el 31 de Enero, poco antes de celebrarse las elecciones y librándose del lastre de contrato vergonzoso que no se debía de haber firmado nunca.

Pero no sin dejar la polémica de lado. Dejaran tirados a los mas de 800 empleados que utilizaba para realizar este servicio externalizado en Ferrosel, negandose a incorporarlos a las nuevas contrataciones que realizara el Departament de Salut para seguir efectuando el seguimiento de contactos de enfermos COVID19.

Primero no se preocuparon del mal servicios que prestaba la empresa subcontratada Ferrosel, ni por las malas condiciones laborales que ofrecía a sus trabajadores, mal pagados y en condiciones de contratación precaria. Y ahora se desentiende de ese personal no absorbiéndoles como plantilla.

Todo un ejercicio de capitalismo de amiguetes, que se supone que un partido que se denomina de izquierdas, en este caso Esquerra Republicana de Catalunya, no solo no podría realizar, sino que tendría que denunciarlo.Con este culebrón que Esquerra Republicana de Catalunya ha escrito, dirigido y protagonizado, puede contribuir a continuar  la mala racha que arrastra este partido, que ya en las dos ultimas elecciones autonómicas le daban como ganadores y las perdieron.

Puesto que la gente no es tan tonta como ellos se piensan, y puestos a votar una marca blanca de la corrupción, la improvisación y la inoperancia, votan al original, a los que ya conocen y saben lo que se espera de ellos. De poco les va a valer que el lema que con tanta persistencia ha intentado forjar “Junquerisme es amor”, esta tercera vez lo hagan coincidir con que el día elegido para realizar las elecciones  sea el 14 de Febrero, día de los enamorados.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s